Lo nuevo es inflamable # 21

Si lo recomienda un pato de hule, es muy probable que sea un trabajo serio.   Historia de nuestros perros Agustín Acevedo Kanopa | Estuario Editora Un verano al...

Si lo recomienda un pato de hule, es muy probable que sea un trabajo serio.

 

2016 tapa acevedoHistoria de nuestros perros

Agustín Acevedo Kanopa | Estuario Editora

Un verano al borde de la insolación junto a un primo que guarda registro de todo lo que observa desde su azotea en 18 y Tacuarembó; un ensayo autobiográfico sobre peces y hormigas que esconde en un doble fondo años de locura y violencia familiar; John Travolta y la historia de una amistad encapsulada en la destrucción de una casa; el universo congelado de un residencial de ancianos, en donde la Ciudad de la Costa deja de ser mero escenario, para convertirse en una extraña entidad que sueña a sus protagonistas; La obsesión por pájaros imaginarios de un empresario que narra las claves de su éxito, conformando —de forma consciente, o no— un recentísimo contrarrelato de los breves años de vacas gordas en Uruguay. Desperdigados por las páginas, una jauría de perros deambula entre los cuentos contemplando silenciosamente el destino de los hombres. (Estuario)


2016 tapa godoyRuidos molestos

Cristian Godoy | Editorial Conejos

Los diez cuentos que componen este libro de Cristian Godoy se mueven, con sutileza, por diferentes situaciones. Por diferentes desencuentros, en realidad. La sutileza también está presente en el lenguaje que utilizan los narradores de Ruidos molestos. Una ironía moderada recorre las historias, que van quedando a mitad de camino entre lo que se dice y cómo se lo dice. El tipo de realismo que practica Godoy, una especie de realismo irónico –o corrosivo-, nos permite tomar distancia de lo que leemos y, al mismo tiempo, involucrarnos con sus personajes como si los conociéramos desde siempre. (Conejos)


2016 tapa montanoDesvelo

Saúl Montaño | La Perra Gráfica

“Los cuentos de Saúl Montaño son poderosos, ácidos y despiadados. Historias de personajes sin futuro, pero con pasados tenebrosos que los empujaron al abismo, y desde esa caída hablan. Son jóvenes prematuramente envejecidos, que se dedican a ver televisión, pasear sin sentido, buscar el alivio del coito o del alcohol. Podemos leer estas narraciones como ficción pero también experimentarlas en carne propia, sentir el olor a cigarrillo y lubricante de preservativo de esos cuartos desordenados, oír esas conversaciones entre personas que nunca van a entenderse, sentir su soledad y la falta de una dirección en sus vidas como si fuera la nuestra. Su lectura es tan abrumadora, que volver a la realidad al cerrar el libro es un alivio, como despertar de una pesadilla o emerger del cine cuando acaban de dar una película de Lynch. Por eso, aunque tengan todos los elementos de lo que se conoce como realismo, aunque se inscriban en la tradición de Carver o de Denis Johnson, en realidad no lo son: su trabajo estético es el de acentuar la realidad hasta volverla palpable y densa, un objeto peligroso como una bolsa plástica en la cabeza”. (Luciano Lamberti)


2016 tapa triasNo soñarás flores

Fernanda Trías | Laguna Libros

Pero no fue hasta la semana después, cuando pasó lo del teléfono, que pensé realmente en eso: que el olor de mi padre sería lo primero en olvidarse, lo más frágil, y fue como si de pronto mi padre muriera de nuevo, pero ya no solo, en su casa, tratando de abrirle la puerta a los paramédicos, sino ante mí, en mis propios brazos, literalmente en mis narices. (Laguna Libros)

 


2016 tapa martin giraldezMagistral

Rubén Martín Giráldez | Jekyll & Jill

Como para resucitar el gusto sería necesario que esta nación se hubiese tomado alguna vez en serio aquello de que nuestro cuerpo es un templo y la boca su excusado, lo más factible será ir pensando en reconstruir la lengua para poder mentir al menos sobre lo limpio que teníamos aquel palacete forrado de piel y pelos y perforado sin remedio nueve o diez veces. A lo mejor deberíamos ir pensando en cambiar un idioma que ya no sirve. Puede que haya llegado la hora de hacerle al castellano un hoyo en la hermosura y cagarle lombrices dentro hasta rellenarlo. El castellano es hoy un idioma monigotado, toca asaltar otras lenguas. (Jekyll & Jill)


2016 tapa bescosEl costado derecho

Francisco Bescós | Salto de Página

Carlos Nogueroll atraviesa una crisis desmoralizadora. Todo lo que tenía, su trabajo, su matrimonio, sus lazos familiares, se ha venido abajo o ha cambiado hasta resultar irreconocible. Parece que su propio cuerpo es lo único que nadie podría quitarle, lo único que aún aporta testimonio de que Carlos Nogueroll sigue siendo Carlos Nogueroll. Hasta que, durante una operación rutinaria, le extraen por error un riñón para trasplantarlo a un enfermo, con consecuencias insospechadas. A partir de ese momento, Nogueroll, sediento de sentido, empieza a buscar desesperadamente una explicación a todo lo que está viviendo. No duda en prestar oídos a las teorías más delirantes con tal de hallar un culpable tras su desgracia, o una respuesta que le ayude a encontrar un lugar significativo en este mundo: conspiraciones, extraterrestres, tráfico de órganos… Tragicomedia quijotesca cargada de humor surrealista, El costado derecho recurre a las mejores herramientas de los géneros populares como el noir o la ciencia ficción para hablarnos de la debilidad de las caretas que nos representan, y de qué ocurre cuando esas caretas se desprenden de nuestros rostros dejándonos desnudos. Una reflexión sobre el fin de un modelo de persona en un mundo lleno de pistas falsas, tan vertiginosamente cambiante que quienes lo habitan se ven obligados a agarrarse para no caer. (Salto de Página)


2016 tapa szperlingLa máquina de proyectar sueños

Cecilia Szperling | Interzona

“Contrariando la vulgata progre de recordar para no repetir, La máquina de proyectar sueños hace lo que no hay que hacer: recuerda en presente –para desgracia de su narradora–, condenada a revivirlo todo con la nitidez de una alucinación, y para nuestro deleite de lectores, testigos en vivo del slideshow de una vida de niña lunar, lunática, que empieza en el terror de la noche y termina –o vuelve a empezar– en la literatura”. (Alan Pauls)

“Todas las familias felices se parecen, las infelices lo son cada una a su manera, dice un genial comienzo difícil de traducir del ruso al castellano. Cecilia Szperling nos regala una fábula que parece traducida de sus ancestros polacos y que tiene algo del ensueño y la vigilia de los grandes relatos –profundos, verticales– de Bruno Schultz. Entre una familia feliz y una infeliz, entre el candor infantil y el comienzo de la adolescencia, crece la narración poderosa de esta singular escritora latinoamericana”. (Fabián Casas)


2016 tapa sumalaviaEnciclopedia plástica

Ricardo Sumalavia | Estruendomudo

“Ella tomó nota de la matrícula del auto antes de prestar auxilio a la pareja que yacía sobre el asfalto. Si bien ella decía “tomar nota”, en realidad se refería a una fotografía que alcanzó a hacer con la cámara integrada a su teléfono celular antes de que el auto desapareciera al doblar una calle. Y también tuvo que aclarar ante las autoridades el porqué de las otras fotografías de la pareja herida. Es un registro visual, precisó. Y lo tuvo que repetir puesto que no era del todo convincente la objetividad que pretendía dar a la imagen del sangrante seno derecho de la mujer, sumado a la otra en la que la postura era poco menos que inverosímil, cercana a la ridiculez que suelen adoptar los cuerpos en accidentes como estos. Todo lo dicho resultaba inadmisible para la policía. Mostraron hasta repulsión en el interrogatorio. Tanto que nadie se atrevió a preguntar por el sentido de la otra fotografía, la del hombre; bueno, la de sus testículos mutilados, que ya de por sí costaba entender tal pérdida. A lo sumo se miraban extrañados entre ellos, mientras esta mujer que se identificaba como artista plástica, insistía en referirse a la escena del accidente como una composición”. (Estruendomudo)


2016 tapa la rosaAustralia

Santiago La Rosa | Metalúcida

“En Australia hay una mujer obstinada en afirmar que está próxima a parir, y un hombre que sería padre en caso de haber criatura, según siga la verdad de su mujer o la de los médicos, y unos médicos que ven en ella un motivo de asombro, un objeto de estudio y una promesa de rentabilidad por la que harían cualquier cosa. El sueño de dos argentinos que llegaron a otro sur para hacer familia y empezar de cero cobra el impulso de una cuenta regresiva. Algo del susurrado racismo nacional piensa el nombre Australia como idea sonora de una economía previsible que el argentino blanco merece y a la que debe aspirar si tiene los medios, y difunde el rumor de que la extranjería en ese país no puede ser muy ardua (la expectativa de pertenencia es moderada,  alcanza con no desentonar); a figuraciones así de torpes corresponde también la idea de Australia como pudo haber sido de Argentina. En esta acerada novela sin pausa, Australia es nombre de otras cosas; un espacio refractario, un modo de ser ajeno, extranjero siempre, un protocolo para negociar la diferencia”. (Roque Larraquy)


2016 tapa vaqueraEn el Lost ‘N’ Found

Santiago Vaquera-Vásquez | Suburbano Ediciones

“Santiago Vaquera-Vázquez es un representante fundamental de esa escritura latina que no suele ser muy reconocida en los Estados Unidos porque está escrita en español. Sus cuentos hablan de personajes a medio camino entre dos mundos, entre el Sur y el Norte, a veces extraviados en ese cruce de fronteras, sin llegar a hacer las conexiones y con ansias de algo que está al alcance de sus manos y se les esfuma. Otras veces esos personajes extraen de ese cruce de mundos su liberación, y se desplazan por el continente y el planeta como si el levar anclas, el viaje, la errancia, fueran la condición central de la condición humana. Cuentos que llegan para quedarse, porque Vaquera-Vásquez escribe algunas de las mejores radiografías de la vida de los hispanos en este nuevo siglo”. (Edmundo Paz Soldán)

CATEGORÍAS
Te lo dice un pato de hule

TAL VEZ TE INTERESE